Carlos Marincovich: Este soy yo

A 50 años de su debut en el automovilismo y a sus 71 años de edad repasamos vida y obra de este gran embajador de la Cuna de Campeones de Arrecifes.

El automovilismo que le tocó vivir, sus inicios, la relación con Juan Manuel Fangio, José Froilan González  y el Loco Luis Di Palma, entre otros.Una nota imperdible con el primer piloto en triunfar con una Chevy en el Turismo Carretera.

El automovilismo que vivió

Lo empecé a mirar desde mis 6 años, cuando seguía a Froilan Gonzalez.En Arrecifes andaba muy bien la Formula Mecánica Nacional y la Mecánica Libre.

También corría mi tío Néstor de modo que me fui involucrando en principio como piloto de auxilio.A todos los pilotos Top los admiraba y los tenía como inalcanzables.

“El esfuerzo que hacia un piloto para llegar eran tremendo ya que los medios y recursos eran escasos.Debo reconocer que los que los pilotos que peleaban atrás también eran buenos pero no tenían los medios para pelear adelante, como pasó siempre”.

Mi tío fallece en un accidente con su auto particular.Su auto de carrera lo maneja  (Carlos) Pairetti porque yo tenia apenas 17 años.

Además del corralón que tenia mi familia, teníamos una concesionaria IKA en la cual yo era el Gerente de Servicio, lo que me permitió ganar dinero e independizarme.

El dinero, esa cuota parte fundamental

La situación no varía, cuando uno empieza a correr se endeuda y la familia (que al principio se opone) luego termina ayudandote.

Bernardo Pérez (su motorista) fue un tipo que me ayudó mucho, era un tipo muy especial y particular.

Me he fundido por correr, vendí el auto, pague deudas y luego de estabilizarme compre un auto en Lujan para poder armarlo de a poco.Habia conseguido un motor Tornado gracias al contacto que mantenía con la gente de IKA.Abandoné en 2 carreras.

Su primer triunfo en el Turismo Carretera:

Mi ingreso al TC mucho se debe a que Jorge Cupeiro se va aprobar suerte al exterior a correr si mal no recuerdo un Formula 3.Pepe Froilan González me llama para hacer una prueba con el Chevitú (alistado por  los hermanos Bellavigna) y si andaba bien existía la chance de correr.En el Autodromo de Buenos Aires no había forma de redondear una buena vuelta, estaba a mas de 3 o 4 segundos del tiempo logico.Me subo con Pepe, comienzo a observar como hacia los radios y demás y empiezo a andar mejor.”Froilan me enseñó todos los trucos”. Ahí comenzó a forjarse mi primer triunfo.

Antes de los triunfos de Buenos Aires y Rafaela había sido tercero en las 1000 Millas merceditas, detrás de Emiliozzi y Juan Manuel Bordeu.

Luego de un tiempo, Pepe me vuelve a convocar.Antes de eso armé con poco éxito un Torino que el casco me lo otorgó la fabrica sin cargo no solo a mi sino a un par de colegas tambien.La cuestión que con ese Toro tuve la desgracia de chocarlo feo en un accidente múltiple en el Galvez y no me quedó otra que descartarlo porque no hubo forma de recuperarlo.

Con el Chevrolet tuve la suerte de salir segundo en la inauguración del Autodromo “El Zonda” de San Juan detrás del local Eduardo Copello.

El 9 de Julio de 1972 Carlitos Marincovich obtiene su primer triunfo con la cupe Chevy en lo que fue la 14° Vuelta de Chacabuco.

_ ¿Cual fue el mejor auto que manejó?

_ Todos los que me dieron satisfacciones (risas).Te podría citar al Chevy 3 que me dió la victoria en Buenos Aires y en el Ovalo de Rafaela, donde aun se mantiene el record de velocidad.A ese auto lo veo 50 años después y me parece maravilloso conceptualmente como fue construido.

Pero el auto magnifico fue el que me entregó Oreste Berta allá por el año 1970 para correr afuera, con un proyecto ambicioso que supongo que no prosperó por una cuestión de dinero.

_ ¿Cual fue su peor momento de su carrera?

_ No fue un momento, fueron varios años, je.Siempre dije que a mi carrera le faltó suerte, y créeme que fue así. Del 73 al 75 rompí muchísimos motores.

_ Usted se decide retirar allá por el año 1976, y si bien luego retomó con alguna participación parcial en algunas categorías nacionales, no logró mantener una continuidad, hoy a la distancia. ¿A que lo atribuye?

Dejé el automovilismo cuando sentí y noté que no tenia las armas y los recursos para ser competitivo.Como bien decís hice algunas carreras esporádicas cuando el TC2000 daba sus primeros pasos, algo con el Club Argentinos de Pilotos y después algo en el TC con una peña de Tapiales. Pero fueron participaciones esporádicas para despuntar el vicio.Tuve claro que se había cumplido una etapa.

Bonus Track:

Su no participación en las 84 horas de Nürburgring de 1969

Viéndolo a la distancia, supongo a que se debió a que Froilan me pidió que me quede a trabajar con el Chevy 4, que estaba en desarrollo.Yo  acepté quedarme y ese lugar lo ocupó Cacho Fangio.

Los mejores pilotos que vió

Pepe y Fangio sin dudas.Yo fui testigo del revuelo que se armaba en el pueblo cuando se juntaban esos monstruos.

Hay muchos, son siempre los que se destacan y hacen historia.Roberto Mouras también era un grande.Cuando estaba con nosotros en el equipo, con (Omar) Wilke y (Jorge) Pedersoli, todo lo que yo aprendí de Pepe se lo pasé a el.

La rivalidad entre los pilotos

Siempre hubo, hay y habrá.Con el Loco Luis (Di Palma) nos llevábamos de primera, íbamos a todos lados, era un personaje de aquellos, un fuera de serie.Un tipo de bien.Si bien en el pueblo existía esa rivalidad deportiva, nunca tuvimos un problema.


Foto y texto: Autos del Podio.com

2 comentarios en «Carlos Marincovich: Este soy yo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *